viernes, 4 de diciembre de 2009

Oxygen Water


Aprovechando que tenía que comprar un regalo de cumpleaños, me he dado un capricho. El antojo de probar un producto por primera vez.

He comprado una botella.

Una botella de agua.

Agua con oxígeno
.

El diseño de OGO imita una burbuja y tiene 35 veces más oxígeno que el agua "normal", la llaman “the breathing water”.

Dicen sus creadores que el nivel de oxigenación en sangre se incrementa a los 15 minutos de su consumo, lo cual fortalece el sistema inmunológico, mejora nuestra piel y la memoria…siempre y cuando se beba de forma regular, claro.

¿Y, a qué "sabe"?. Ya cuando te la estás acercando a la boca y la estás saboreando tiene una textura distinta. Es como si desprendiera más humedad, estuviera más fría y fuera más pura. Después deja un gusto peculiar. Está rica. En fin, que tendréis que probarlo para experimentarlo, porque es un poco difícil de explicar.

¿El problema para su consumo habitual?: el precio de la botellita de 0,33 litros es 3´35€, y era la más barata que había en el expositor frigorífico.

El próximo día que me apetezca otro caprichito acuático, voy a probar la "FIJI - Natural Artesian Water", agua "untouched by man", que viene de un acuífero artesiano de las islas FIJI. Ahí es nada...ya os contaré que tal sabe...

6 comentarios:

Carlos dijo...

En poco tiempo, en los bares de copas, costará a 20 euros el cubata de agua "oxigenada".

Lo que inventa el hombre blanco...

redrum dijo...

Leñe, la diferencia de clases ha llegado también al agua. La plebe ya no solo somos carne de Burger King, sino también de agua sin oxígeno!!!

1 saludo!

Orofëa dijo...

y no sale más barato aspirar mucho aire mientras tragas? ^^

vale que puede ser peligroso, pero seguro que un poco de práctica se aprende

Chasky dijo...

Pues me ha entrado a mi curiosidad por probar el agua esta.

chapete dijo...

Agua oxigenada!!! Me pregunto que pasaría si te lo echas en el pelo...

Insanus dijo...

jajjajj, lo suyo sería congelarla y usarla como cubitos para el whisky, a ver qué tal.