martes, 10 de noviembre de 2009

Snowflakes

Elevó las manos, donde pequeños copos de nieve oscilantes se posaban y derretían. Los observó como si fuera la primera vez que los veía. Miró después, su pelo largo y suelto, donde los copos permanecían atrapados e intactos. Y sonrío a su amante, sin olvidar a su verdadero amor, el verano.

5 comentarios:

Möbius el Crononauta dijo...

Ayer le grité a mi mejor copo y hoy me siento fractal. ¿Qué me aconseja, doctora?

Saludos

JLin™ dijo...

Pues yo tengo que reconocer que me encanta el frío, la lluvia, la nieve y encender la chimenea, vamos, que me encanta el invierno. Igual es por que el clima de Valencia es más bien cálido y solemos echar en falta lo que no tenemos.

Anwar dijo...

Felicidades atrasadas (sorry :D) por tu cumpleaños

La foto con los copos de nieve y esa neblina se ve muy triste el paisaje

Saludos

Ѕilυiα dijo...

Buffff... a mí con días así me da una pereza salir de casa!

Andrómaca dijo...

Nieve y frío en el exterior, una mantita, un libro y una tacita de té caliente... la gloria