lunes, 14 de septiembre de 2009

Humanótica

Las tres Leyes de la Robótica son:

1. Un robot no debe dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un ser humano sufra daño.

2. Un robot debe obedecer las órdenes que le son dadas por un ser humano, excepto si estas órdenes entran en conflicto con la Primera Ley.

3. Un robot debe proteger su propia existencia, hasta donde esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.



- ¡¿Has visto los titulares?!.

- Sí. Al final, ese robot suyo la mató, y decían que era amor...

- Joder, y lo era. Se les veía felices en las imágenes, cuando hicieron pública su relación.

- Sí, bueno, dirás que a ella se le veía feliz, porque la cara de ese androide todavía me sigue pareciendo inexpresiva y aterradora.

- Lástima. Era buena.

- ¿En que estaba trabajando ahora?.

- En el Primer Postulado de la Humanótica.

- Ése es el que dice que "un humano no debe dañar a un robot o, por su inacción, dejar que un robot sufra daño", ¿no?.

- El mismo. Yo creo que algo salió mal.

- Claro que salió mal. Con la Robótica tenemos bastante. No sé porqué se empeñan en seguir por ese camino.

- Uff, no empieces; ya hemos tenido esta misma discusión cientos de veces.

- Pero es verdad, las cosas están bien como están. Deberían dejar en paz el cerebro de los humanos.

- Yo creo que el axioma funcionó.

- Estás de coña, ¿no?, están muertos. No funcionó.

- Creo que se querían tanto que ambas Primeras Leyes entraron en conflicto. Realmente no querían dañarse, y el problema se resolvió, pero no con la solución que se esperaba...

5 comentarios:

El suricato dijo...

Esto de qué es de 'Yo robot'?

-=CID=- dijo...

Hay que andarse con cuidado con los Robots...

La pelicula "El Hombre Bicentenario" está muy bien

JLin™ dijo...

Genial :-)

redrum dijo...

Hagamos lo que hagamos, somos esencialmente unos cabrones de cuidao...

1 saludo humanótico!

Möbius el Crononauta dijo...

En Irak hubo bajas de soldados por robots guerreros que no sabían a quien disparaban...

Skynet está a punto de despertar, se nota en el ambiente. Haré como Kent Brockman y daré la bienvenida a mis nuevos amos-hormiga. Hail to the ants!