miércoles, 24 de junio de 2009

¡Ya soy "PADI Open Water Diver"!

¡Por fin, tengo el título!.


Ya puedo bucear con botella y hasta 18 metros, por todoooooo el mundo.

[:]-0


P.D.: La banda sonora del viaje

14 comentarios:

El chache dijo...

Pues felicidades entonces.
Disfruta.
Un saludete

Carlos dijo...

Que se prepare el fondo del mar.

JLin™ dijo...

Enhorabuena, no sabes la envidia que me das, a mi me encantaría pero un problemilla en el oído interno no me permite bucear... si es que no aguanto la presión.
Disfrute usted en las profundidades :-)

Pater dijo...

con el miedito que le tengo al mar :_
yo es que soy de secano :P

saludos, pro!

Soundtrack dijo...

Enhorabuena! Y yo que me preocupo si la bañera tiene el tapón puesto... :)

Angel "Verbal" Kint dijo...

Ala pues ya puedes llegar buceando hasta Barcelona para venir a vernos!!!

Dani dijo...

Felicidades!!

Orofëa dijo...

felicidades!!!

a lo mejor hasta con un poco de suerte te encuentras el boson de higgs por ahí abajo

Metalia dijo...

Thanks, thanks!

...bajo del mar, bajo del mar...

[:]-0

El suricato dijo...

Has puesto un fotograma de ghost in the shell jeje, me gusta esa parte donde da a entender que bucear la hace sentir humana..

PD: Felicidades sirenita ;)

Metalia dijo...

Qué observador Suri! ;)

Es una de mis pelis favoritas. He perdido la cuenta de las veces que la habré visto...

Andrómaca dijo...

¡Qué chulo! Jo, me gustaría bucear así alguna vez. ¿Qué se siente estando debajo del agua tanto tiempo, observando la vida marina alrededor?

Metalia dijo...

Andrómaca,

Al ser la primera vez con botella, todo es muy nuevo. En las primeras inmersiones, hay muchas ganas, pero también bastantes nervios.

La sensación de flotabilidad neutra se asemeja a cierta ingravidez. Me encanta!.

Mirar hacia arriba y ver que tienes tantos metros de agua encima, impresiona, y mucho.

El equipo pesa "un huevo" fuera del agua, jajajaja, uff...

De fauna y flora, vimos bancos de peces (unos más grandes, otros más chicos), erizos, estrellas de mar, una lenguadina, un bichejo desconocido (camuflado en la arena, que al echar a nadar desplegada unas aletas de color azul eléctrico) y plantas varias. Otros compañeros vieron un par pulpos y una langosta.

En fin, toda una experiencia necesaria para ir a futuros paraísos acuáticos repartidos por el mundo!.

Nancy Callahan dijo...

¡Felicidades! Y ahora a descubrir es mundo submarino...