viernes, 28 de septiembre de 2007

Un buen susto

Eso es lo que me produjo la película de "28 semanas después". De momento, este film es el que se lleva el record de producirle a una servidora la mayor taquicardia conocida, hasta la fecha, en una sala de cine, falta de respiración y un temblor de piernas que me duró una hora.

En su momento, aguanté como una campeona, su predecesora "28 días después" (la vi sola en mi casa por la noche, año 2002) y "El amanecer de los muertos" (éramos 6 personas en la sala de cine, año 2004), pero "28 semanas después" me ha costado...

Lo mío con los zombies es una relación de amor-odio. De toda la galería de seres cinematográficos: alienígenas, hombres lobo, momias vivientes, insectos asesinos, y un largo etcétera...tengo que reconocer que el zombie es el personaje que más miedo me produce.

Mi teoría es que los demás seres son especies distintas, y como tal lo ves desde cierta distancia, pero, siguiendo el hilo argumental del virus de la ira que sigue "28 días/semanas después", ver cómo tu madre puede darte un mordisco mientras duermes no me hace ni puñetera gracia, sinceramente; pero, ¡que bien sienta un poco de adrenalina de vez en cuando!

2 comentarios:

Purgatorio dijo...

Soy tu zombie del amor que viene a devorarte el corason a besos!!!. Te ailoviu

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Acabo de descubrir tu blog, parece muy interesante, me ire pasando por aqui. Si te gusta pasar miedo te recomiendo que veas una película llamada REC, se encuentra ahora en cines y es muy acongojante.
Saludos afectuosos